Irineo Álvarez, la actuación es un trabajo de persistencia

Ciudad de México, 08 de julio de 2020.- Irineo Álvarez es originario de Ures, Sonora. Estudió algunos semestres de la carrera de Químico-Biólogo, pero se dio cuenta que no se quería dedicar a ello y decidió ingresar a estudiar actuación.

 

Antes de dedicarse de lleno a la actuación, colaboró en la estación XEDM La Grande de Sonora, conducía un programa de denuncia social, también participó en algunas otras estaciones de música grupera y en Televisa Sonora, en ese momento de su vida “se sentía realizado”, pues hacía locución, actuaba, hacía doblajes y modelaba, así lo comentó durante una charla con miembros del STIRTT.

 

Entre algunos consejos que les brindó a los trabajadores fue valorar su trabajo y “ser locutores desde el corazón y la conciencia”, en ocasiones es tan común hacer grabaciones que no somos consientes del trabajo y profesionalismo que ello implica, porque no cualquier persona lo puede hacer.

 

Irineo Álvarez, compartió con los agremiados del STIRTT que debido a un problema con una de sus corneas no alcanzaba a leer el telepronther, “yo no veía bien, lo que hacía era aprenderme la noticia, con nombres y cargos”.  Cuando recibió la donación de una cornea se convirtió en Embajador de la donación de órganos, actividad que promovió grabando varios spots de radio y Tv.

 

Recordó que en 2018 justo 15 días después de su operación comenzó el rodaje de la película Polvo, bajo la dirección de José María Yazpik y no podía dejar perder su papel, pues considera que “la actuación es un trabajo de persistencia” y fue esta última la que lo ha llevado a interpretar diversos personajes en series, películas y obras de teatro.  

 

En su carrera como actor y locutor ha aprendido que una buena técnica de respiración te puede ayudar a dar noticias tristes o bien te puede ayudar cuando estás grabando una escena en la cuál hay personas sufriendo, como él mismo lo define en el campo de la actuación te ayuda a “poderle dar verdad a la mentira”.